Google+ Followers

jueves, octubre 18, 2007

El chisme y el triple filtro.


Una palabra es suficiente para hacer o deshacer la fortuna de un hombre.
Sófocles


Si sabes, a mi no me consta, pero me contaron que Fulano de Tal dijo que.......
En muchas de nuestras conversaciones cotidianas se incluye, esta u otra frase parecida, tal vez no nos damos cuenta que es allí donde se generan muchos conflictos que hubiéramos podido evitar.

El chisme es deporte nacional, a todos nos gusta de alguna manera saber de intimidades ajenas, de no ser así, no tendrían tanto éxito publicaciones especializadas como Caras o Jet Set, programas de TV como Sweet y los cierres de farándula de casi todos los telé noticieros.

Cuando se trata de personajes públicos, que en algunas ocasiones se lucran de salir en esas revistas, no hay problema, lo grave sucede cuando afecta nuestras relaciones interpersonales.

Según la Real Academia de la Lengua Española,”chisme” es una noticia, verdadera o falsa de poca importancia que generalmente pretende indisponer a unas personas con otras, es sinónimo de «murmuración»: conversación que va en perjuicio de un ausente, el escenario se complica cuando se convierte en el delito de injuria o calumnia, tipificado en el Código Penal artículos 220 y 221 cuya definición es: "acusación falsa, hecha maliciosamente para causar daño".

Esto nos hace pensar que muchas veces nos olvidamos de nuestros propios errores y nos concentramos en corregir a los demás, lo que causa desunión en la familia, con los amigos o en el trabajo.

Para corregir o controlar estas situaciones encontré una herramienta que nos puede ser útil, se llama el TRIPLE FILTRO.

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por la práctica de su conocimiento y el respeto a la dignidad humana.
Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:
«¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?»
«Espera un minuto», replicó Sócrates. «Antes de decirme cualquier cosa quisiera que pasaras un pequeño examen.
Es llamado el examen del TRIPLE FILTRO.»
«¿Triple filtro?»
«Correcto,» continuó Sócrates.
«Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea tomar un momento y filtrar lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el examen del triple filtro.
El primer filtro es la VERDAD.
Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?»
«No», dijo el hombre, «realmente sólo escuché sobre eso y...»
«Muy bien», dijo Sócrates. «Entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, la BONDAD.
¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?»
«No, por el contrario...»
«Entonces», continuó Sócrates, «tu deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto.
Sin embargo, aún puedes pasar el examen, porque queda un filtro: El filtro de la UTILIDAD.
¿Será útil para mí lo que vas a decirme de mi amigo?»
«No, realmente no.»
«Bien», concluyó Sócrates, «si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no es útil, porqué decírmelo?»
El usar este triple filtro cada vez que oigas comentarios sobre alguno de tus amigos cercanos y queridos puede ayudarte a cometer menos errores en tu convivencia.
Para finalizar esta frase de la Marquesa de Sevigné :
Si los hombres han nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua es porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar.

No hay comentarios.: